Esta hermosa estancia rinde honor al par de camas de la famosa colección Ordaz de la Ciudad de México que subastó sus muebles en los años 40's, las camas son dos piezas de museo del Plateresco español y el resto de la decoración armoniza perfectamente con la chimenea de piedra que otorga un ambiente de gran confort. La habitación tiene dos camas individuales, baño con tina y chimenea.